Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +
Psicologos Granada - Ana Ruiz

Psicólogos Granada | Lda. Ana Ruiz | TPF

Consulta en Granada, c/ Gloria Mas, 2, portal 2, 1º C. Cita Previa al Telf. 667 83 55 39 teléfonopsicologos granada skype

ANOREXIA | BULIMIA | TRASTORNOS ALIMENTARIOS | PSICÓLOGOS EN GRANADA | CLÍNICA | TERAPIA FAMILIAR | INFANTIL Y ADULTOS

 

anorexia y bulimia

Tratamiento integral cognitivo-conductual

El objetivo de la terapia se centra en 1) enseñar a los pacientes a detectar los factores individuales y del entorno que favorecen la aparición de estos trastornos, 2) aprender a pensar de forma más racional y a ver las cosas de otra forma para disminuir el sufrimiento personal que tienen debido al trastorno, 3) aprender a analizar y cambiar su satisfacción corporal detectando las creencias irracionales más profundas que están detrás de esta conducta, y 4) aprender a relacionarse con los demás de manera que puedan afrontar situaciones estresantes a nivel social y familiar que puedan perjudicar el estado de ánimo del paciente y aumentar el riesgo de estas conductas.

DURACIÓN

Dependiendo de la gravedad del trastorno y de otros factores personales mínimo entre 4 y 13 sesiones semanales, con una duración aproximada de una hora por sesión. Siempre y cuando el paciente acuda voluntariamente y con deseo de recibir ayuda.

 

LOS TRASTORNOS DE LA ALIMENTACIÓN, por Ana Ruiz

El cánon de belleza hace tiempo que ha cambiado y ahora prevalece estar delgada.

El problema es que preocuparse excesivamente por el aspecto físico puede acarrear graves problemas de salud, como la anorexia y otros trastornos de la alimentación.

Querer ser tan delgada como los maniquíes de los escaparates combinado con una baja autoestima, puede ser una bomba de relojería.

Un 6% de las chicas entre 12 y 24 años sufren trastornos de la alimentación.

"Parece que si no estás delgada o escuálida no eres bonita"

"El cánon de belleza habría que cambiarlo, pero eso cuesta mucho, implica un cambio social".

"En mi colegio siempre había alguna chica gordita, y tanto chicos como chicas se han metido con ella"

El 80% de las mujeres españolas tienen un peso normal, pero un al menos un 40% de ellas tienen problemas para encontrar ropa de su talla, porque muchas tiendas no tienen las tallas 44 o 46, a pesar del acuerdo suscrito con el gobierno por la Industria Textil en 2006.

Las tallas no coinciden de una marca de ropa a otra.

"Hay que tener la 38 o menos, si no, no entras en unos cánones, no tienes trabajo, no tienes amigos, es el mensaje que nos dan"

Del tortuoso camino de estas enfermedades se puede salir, pero mucho mejor no entrar.

En la prevención de estas enfermedades, aquellas personas que detecten baja autoestima, que siempre se comparan, que siempre se ven menos aventajadas que otras personas, es importante que puedan pedir ayuda, sobretodo, para que estén bien con ellas mismas. Porque si uno no está bien consigo mismo, es fácil caer en pensar "bueno, si adelgazo seguramente las cosas mejorarán".

Modelos: Inés Guardia (ha padecido anorexia y bulimia y está curada)

A los 12 años quiso ser bailarina y tuvo que enfrentarse a tener que estar delgada. No sólo por los cánones, sino por querer ser bailarina. Cuando estuvo enferma ocultaba lo que le ocurría.

Los trastornos de la alimentación han ido en aumento en los últimos años, y han aparecido nuevos trastornos como el trastorno por atracón, además de la anorexia y la bulimia.

¿Qué signos precoces deberíamos conocer para estar atentos y detectar estos trastornos? Más bien, deberíamos preguntarnos...

¿Qué tipo de intereses, actitudes y personalidad debe tener la persona para evitar entrar en el proceso patológico?

En caso de la bulimia nerviosa, la persona puede estar sufriéndola y no enterarse nadie de su entorno.

Sería importante educar utilizando "vacunas psicológicas", promover la autoestima de los chicos y chicas, trabajar una correcta imagen corporal, lo que se traduce en aceptar que los cuerpos de cada uno son distintos, que se producen cambios, y hablarlo con los jóvenes es bueno. También es positivo tener unos hábitos saludables alimentarios.

Si sumamos que el entorno en el que nos encontramos, en el que es difícil encontrar ropa de tu talla, si no te sientes bien contigo mismo, no tienes autoestima, empiezas a adelgazar, y a creer que con ello estarás bien, y que vayas a comprarte ropa y te tengas que probar prendas de distintas tallas..., empiezas a pensar también que vas a probar otros regímenes y adelgazar aún más, si existe insatisfacción corporal,... es un cóctel de factores que favorecen la aparición de trastornos alimentarios.

Al rededor del 60% de las adolescentes no se sienten satisfechas con su cuerpo. En torno al 4-5% de chicas tienen un trastorno alimentario. En concreto, la anorexia nerviosa tiene una incidencia menor al 1%, un 0,4%.

Es un trastorno multicausal, en el que ante la presión social a tener un cuerpo delgado, hay ciertas personas que toman voluntariamente la decisión de perder peso por razones estéticas. Existe un fuerte componente hereditario, también. Hablemos también de los cambios en el estado de ánimo, y de las situaciones de estrés.

Un tratamiento psicológico integral, no sólo reduce las conductas que componen los trastornos, sino que también trabaja el componente emocional y cognitivo, que puede llevar más tiempo, pero ayuda a curar con mayor probabilidades de éxito. En los casos más graves, es muy utilizado la combinación de tratamientos farmacológicos y psicológicos para la recuperación más pronta de la persona.

Es muy conveniente introducir en el tratamiento, una evaluación e intervención familiar cognitivo-conductual, según la edad de los pacientes. Éste es un factor fundamental en adultos jóvenes y adolescentes.

Las creencias que aparecen y se refuerzan sobre el perfeccionismo son las que hay que trabajar. Esto hace que no sepamos afrontar el fracaso. Incluso, cuando estos pacientes ya han recuperado unas conductas adecuadas de alimentación, es necesario seguir tratando los problemas psicológicos y familiares, para enseñar al paciente a afrontarlos y entrenarle en hábitos de pensamiento saludables. Es por ello, que aunque haya pasado un año sin presentar conductas patológicas, la persona ante un problema puede no saber cómo afrontarlo y volver a caer en el trastorno.

¿Cómo deben comportarse las familias, deben ser duros, deben ser tolerantes?

Es imprescindible el trabajo con la familia del paciente. La familia se encuentra de repente con un problema que lo viven con gran intensidad, con mucha ansiedad, sobretodo en el trastorno de anorexia, porque se está en riesgo de muerte. Por otro lado, como es un trastorno de la alimentación, se está tocando un punto muy sensible en la vida familiar. Los padres han cuidado al paciente y lo han alimentado desde su nacimiento, por lo que se sienten responsables de controlar este factor. Son muy pocos los casos en los que se puede demostrar que la familia es responsable de este trastorno, por lo que no es un factor principal.

Sin embargo, la familia tiene un papel fundamental en la curación, porque puede aportar un acompañamiento al paciente en las actitudes, pensamientos y conductas que son más saludables durante el tratamiento y ante el riesgo de recaídas.

La mayor dificultad en el tratamiento de estos trastornos, como la anorexia, es la dificultad que existe en que los pacientes se reconozcan como tal, y vean que tienen un problema. Lo que suele ocurrir es que no son conscientes o no quieren aceptarlo. Esto hace que tratar a estas personas sea más difícil. Pero si el paciente a aceptado que tiene un problema y busca ayuda todo cambia.

En el caso de la bulimia, es diferente, el paciente sabe lo que le pasa, por un lado le da vergüenza confesarlo y esto hace que se alargue la duración del trastorno, y por otro lado, sus propias características de personalidad, le cuesta mucho seguir el tratamiento.

En adultos, las personas que pueden estar sufriendo este problema pueden ser más de las que conocemos, por el alto índice de insatisfacción corporal en la población, por un lado, y por la presentación de cuadros más atípicos de síntomas, que hacen más difícil su detección, por otro lado.

España, es el primer país europeo en operaciones de cirugía estética, lo cual refleja el alto índice de insatisfacción corporal.

La solución implica que tanto los medios de comunicación, como el sector textil, como el sector alimentario pueden mejorar la situación de este trastorno que hay hoy en día.

A nivel del paciente, es fundamental trabajar la influencia que tiene el propio paciente hacia su entorno, si existen percepciones erróneas hay que trabajarlas. Los jóvenes deben aprender a desarrollar un pensamiento crítico hacia el entorno para detectar presiones ocultas en el consumo de productos y servicios. Así como también es muy recomendable tener intereses y actitudes que no tengan que ver con la satisfacción corporal. A la familia se le recomienda también que combatan las preocupaciones por la insatisfacción corporal y no animen a hacer cambios en la conducta alimentaria sin haber consultado con un profesional.

 

Usuarios online


 

Pareja y Familia (ver+)

 

Evaluación y tratamiento de:

Artículos | Saber más

Psicólogos Granada | Ana Ruiz en las redes sociales:

twitter psicologos granada linkedin psicologos granada g+ psicologos granada face psicologos granada youtube psicologos granadaWhatsapp Ana Ruiz

C/Gloria Mas, Num. 2, portal 2, 1 C. 18014 Granada

Autobús urbano SN2 y N4, ida y vuelta en Avenida Argentinita.

Encontrar en el Mapa

Solicite cita para una consulta llamando por teléfono (667 83 55 39) Consulta en Granada

Seguridad de la página de iniciopsicóloga de interés sanitariopsicologos granada¡HTML5 Valido!Valid CSS!Directorio de Ayuda psicológica